Feminismo y tertulias

 

¿Cómo superas las dificultades que te impone ser mujer en tu día a día?, pregunta Elena Aljarilla. La periodista Mònica Bernabé es positiva, aunque sus condiciones de vida son como para poner a prueba la vocación: “Tengo muchas ventajas. Un hombre no podría hablar con una mujer en zonas rurales y yo sí. Y los hombres son muy solícitos conmigo. Llevo túnica negra hasta los pies, pañuelo negro islámico. Elimino todo rastro occidental. En Kabul voy con gafas, fuera de Kabul con lentillas. Es más fácil camuflarme como mujer que como hombre”.

Es conocida la batalla que mantuvo con la anterior ministra de Defensa, Carmen Chacón (a quien llama “La Muda” por su afición a las ruedas de prensa sin preguntas). El carácter crítico de algunos reportajes hizo que el equipo de Comunicación de la ministra le prohibiera la entrada en las bases españolas, lo que la obligó a dormir en hostales de ciudades afganas donde una mujer que viaja sola es “un putón verbenero” (son sus propias palabras). “Tenía acceso a todas las bases menos a las españolas. Pasaba más miedo de noche durmiendo en el hostal que de día buscando información fuera”. Martín y Prieto confirman que el hermetismo militar bajo el Gobierno socialista perjudicó a todos los periodistas sin excepción: “Desde 2004 prohibieron la entrada en la base española de Diwaniya”, recuerda Martín.

Asistentes a La Tertulia Infinita 4. Foto: Mónica Marcos.

Leer el resto de esta entrada »